Entrevista a Sara Henttonen

Sara Henttonen

Sara Henttonen es la Primer Secretario de la Embajada de Finlandia en Buenos Aires, hace ocho meses que está aquí ocupando ese importante puesto de trabajo. Es una joven mujer con una sólida preparación en las relaciones internacionales. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Helsinki, en la Facultad de Ciencias Políticas y también ha trabajado como periodista.

 

¿Por qué te interesa la diplomacia?

 

Creo que me influenció mi padre, aunque él no era diplomático, pero como ingeniero viajó por muchos países, ya que estaba en asuntos internacionales. Nos contaba mucho de sus experiencias en el exterior y pensé que me gustaría tener un trabajo donde llevara un traje y tuviera que viajar mucho. Bueno ¡no siempre llevo un traje! La diplomacia tiene muchas exigencias para entrar, pero en el año 2010 hice una pasantía en la Embajada de Finlandia en Berlín, y después de la misma entré en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Yo había trabajado antes como periodista en el diario finlandés Ilta-Sanomat, y pensándolo bien, el periodismo y la diplomacia tienen muchos puntos en común. En ambos hay que informar, seleccionar la información, analizarla y sintetizarla en forma clara y entendible para todos, porque tenemos que comunicarnos con el mundo en general, no solamente con los diplomáticos, y debemos justificar nuestra existencia frente a la gente.

 

Ser Primer Secretario es un cargo muy alto dentro de la embajada ya que el siguiente paso sería ser embajadora ¿no? O… podrías buscar un puesto en la política.

 

Para embajadora me faltarían por lo menos veinte años de carrera, y además no sé si quisiera ese trabajo. En cuanto a un cargo político, ni lo pienso, ya que en Finlandia los puestos diplomáticos no son políticos sino de carrera.

 

Siendo mujer ¿te costó más integrarte en un mundo internacional que aún tiene algunas posiciones “machistas”?

 

"No podemos pensar que por ser mujer u hombre se es o no se es alguien, en cambio, hacer el trabajo lo mejor posible debe ser el único camino para progresar en la vida"

«No podemos pensar que por ser mujer u hombre se es o no se es alguien, en cambio, hacer el trabajo lo mejor posible debe ser el único camino para progresar en la vida»

Este es un tema muy cercano para mí porque crecí pensando que podría hacer cualquier cosa, igual que un hombre. Pero también en Finlandia hay sexismo cotidiano, y es a éste al que más le temo, porque es imperceptible. No podemos pensar que por ser mujer u hombre se es o no se es alguien, en cambio, hacer el trabajo lo mejor posible debe ser el único camino para progresar en la vida.

 

¿Elegiste venir a la Argentina por alguna razón especial?

 

Estoy muy contenta de que mi primer destino sea acá. Me parece que es un país muy interesante con mucho potencial. También me llama la atención su historia de inmigrantes. En 2008 hice un viaje por Latinoamérica, y me atrajeron sus paisajes, costumbres y su gente. Por eso estoy muy contenta de trabajar en los asuntos bilaterales.

 

¿Podrías contarnos algo de los seminarios que la Embajada de Finlandia, Suecia y la Eurocámara organizaron en la Universidad Católica Argentina el 25 de marzo próximo pasado, y seguidamente otro que se organizó en Mendoza? ¿A qué conclusiones llegaron?

 

Los seminarios fueron sobre la responsabilidad social de las empresas, especialmente en el sector vitivinícola. En la Universidad Católica abrió el seminario el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, y explicó que la Argentina se preocupa por el trabajo digno de las personas. Representantes de Symtembolaget y Alko, las monopólicas1 estatales de Suecia y Finlandia respectivamente, explicaron que para sus clientes era muy importante saber de dónde vienen los productos que compran, que no haya contaminación ambiental, ni tampoco trabajo esclavo o infantil. Muchas veces empresas, sobre todo las PYMES, piensan que actuar con responsabilidad social sólo produce gastos adicionales.2

En Mendoza, se hizo un seminario en la Universidad Nacional de Cuyo y participaron representantes de muchas bodegas y también estudiantes del sector.

 

El intercambio económico que hay con Finlandia ¿es igual, menor o mayor que en otras épocas? ¿Tienen proyectos futuros en común para incentivarlo?

 

El intercambio económico ha caído en los últimos años comparado con épocas anteriores, pero nuestra esperanza es que vuelva a subir especialmente que entren más empresas finlandesas en el mercado argentino y también que Argentina exporte más productos hacia Finlandia, ya que actualmente las exportaciones son muy limitadas. Hay mucho interés en Finlandia por viajar a la Argentina, igualmente sería muy bueno incentivar el turismo hacia Finlandia.

 

¿Cuál es la mejor época para visitar Finlandia y qué le recomendarías a un turista que conozca y/o haga allá?

 

Los mejores meses para ir a Finlandia son junio, julio y agosto. Entre otros paseos turísticos más tradicionales, recomiendo probar la nueva cocina nórdica que ya tiene fama internacional. Sobre todo en las ciudades de Helsinki y Turku hay hoy en día una oferta gastronómica muy buena. En Helsinki hay varias islas donde recientemente se han abierto nuevos restaurantes y bares. Entre ellas está la isla que se llama Lonna, que ha sido antiguamente un espacio militar, pero el año pasado fue destinada para este tipo de emprendimientos, allí, además de saborear platos típicos, se pasa música en vivo por las noches.

 

¿Hay actividades culturales y/ o académicas que integren a ambos países?

 

Este año se festeja el jubileo del músico finlandés Sibelius y por ejemplo ya ha tocado en el Teatro Colón la Filarmónica Nacional la famosa pieza musical Finlandia de este autor. Recomiendo que a quien le interese enterarse de los eventos culturales mire el Facebook de la Embajada de Finlandia: https://www.facebook.com/EmbajadaFinlandiaBuenosAires

A partir del mes de abril fue nombrado, un representante permanente del Instituto Iberoamericano de Madrid, en Buenos Aires, Jali Wahlsten, Licenciado en Filosofía y Letras, que se ocupará de promover el intercambio cultural.3

Existen intercambios académicos entre varias universidades e institutos de ambos países.

 

¿Cuánto tiempo te quedarás aquí y qué costumbres de nuestro país te parecen semejantes a las costumbres de allá?

 

En principio estaré aquí tres años. En cuanto a las semejanzas aunque parezca extraño, tenemos el tango y también el gusto por el asado o grilliruoka. Ambos son un poco diferentes, pero el tango nos gusta mucho; y en los veranos la mayoría hace un “asadito” en su jardín, especialmente en las casas de verano, kesämökki. Lo más importante para mí es entender que el país no es sólo Buenos Aires. Ya recorrí algunos lugares, como por ejemplo la provincia de Mendoza, que me gustó mucho y también conocí Tierra del Fuego, las Cataratas del Iguazú y Salta. Y voy a seguir recorriendo. La ciudad, cuando llegué, me pareció enorme y muy ruidosa, pero cuando viajé a Finlandia ¡Helsinki me pareció un pueblito! Sigo adaptándome aún.

 

Fennia agradece a Sara Henttonen por la entrevista.

1 En Suecia y Finlandia son monopolios, porque la venta de bebidas alcohólicas las maneja el estado.

2 Responsabilidad social es en realidad un concepto antiguo que actualmente está resurgiendo de un modo internacional y justamente reglamentado. Antes, hace muchos años atrás, algunos dueños de empresas cuidaban que sus empleados tuvieran por ejemplo lecto-escritura, y si no la tenían, organizaban cursos para ello. Les daban también útiles escolares para sus hijos, se ocupaban de cuidar el medio ambiente alrededor del trabajo, y de la salud y descanso de sus trabajadores. Tenían conciencia social, pero también conciencia de que cuando los trabajadores están bien en un lugar, son tratados con dignidad, también trabajan mejor.

3 El Instituto de Finlandia en Madrid está regido por la Fundación Iberoamericana de Finlandia, perteneciente a la Universidad de Helsinki, su actual Directora es Auli Leskinen; a partir de abril de este año comenzó sus actividades oficialmente un representante, Jali Wahlsten, en Buenos Aires, con sede en la Embajada de Finlandia. Aunque el Instituto ha tenido actividades en Argentina ya desde el año 1998.