Un puente entre culturas: Mi aventura de intercambio estudiantil en literatura desde Finlandia hasta Argentina

ReijaReija

Me llamo Reija, tengo 30 años y soy finoespañola o lo que es lo mismo de madre finesa y padre español. Aunque yo me siento que no soy de ninguna parte. Ni finlandesa ni española. La razón que nos compete es que, dentro de prácticamente un mes y después de casi un año preparando el viaje, voy a Argentina por diez meses para completar mis estudios en Literatura por la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Desde que entré a estudiar a la Universidad de Helsinki Filología Hispánica, supe desde primer momento que quería irme de intercambio a Argentina, pero esa idea preestablecida que tenía en mente sobre irme a estudiar allí, por un momento se desvaneció, ya que mi universidad no tiene convenio con universidades de Argentina y por un periodo corto deseché la idea de irme, pero esa idea primera seguía rondándome todo el tiempo y se convirtió en un sueño que tenía que hacerse realidad.

Me dieron otras opciones de intercambio a países aledaños a Argentina, pero seguía con la idea de irme a Argentina y no quería otra opción que no fuese Argentina y esa ganas de irme a allí, hizo que hiciese el trámite por cuenta propia, un trámite que por otro lado es tedioso, burocrático y largo. Si que es cierto que el irme a Argentina a estudiar no me resultó del todo difícil, pero sí que, como bien dije arriba, es un trámite largo y que cada vez que enviaba algún papel, o bien faltaba algo, o bien había algún error y hacerlo por cuenta propia lo dificulta más, puesto que a veces sientes que estás un poco perdida con tanta información por parte de una universidad u la otra.

Cuando finalicé el trámite y me aceptaron en la universidad (y también me compré el vuelo), puede fantasear con la idea de que es un hecho que me vaya a Buenos Aires por diez meses para estudiar y también conocer su cultura desde dentro: su gastronomía, sus calles, su literatura y su gente. A pesar de que, he vivido en el sur de España parte de mi vida y de que me he rodeado de la comunidad argentina allí, siento que no es lo mismo que vivirla desde dentro, desde la realidad.