Entrevista a la Ministra de Educación Krista Kiuru

Ministra de Educación Krista Kiuru
"Los pilares de la educación finlandesa son tanto la valoración que la sociedad le da a la misma, la elevada formación docente, como también la conciencia de que sea igualitaria para todos”.

”Los desafíos futuros en nuestra educación se relacionan con los cambios tecnológicos y con la transformación de Finlandia en una comunidad cada vez más multicultural” -afirma la Ministra de Educación finlandesa. 

 

1. La educación en Finlandia es valorada a nivel mundial, ¿cuáles son sus fundamentos: los alumnos, los maestros o el sistema educativo?

Todos los que mencionaste son factores fundamentales. La sociedad finlandesa le da un gran valor a la educación y la  reforma de la escuela primaria realizada en los 70 apostó a aprovechar el potencial y el talento de todo el pueblo. Se   jerarquizó la profesión de maestro, haciéndola más atractiva y logrando que tuviera un nivel de formación muy elevado. Estos logros son las fortalezas finlandesas. Sin embargo, yo destacaría que lo más importante es la igualdad establecida en la educación,  la  que nos diferencia de muchos otros países.

 

2. ¿Cuándo fue alfabetizada  la población finlandesa y cuáles fueron las medidas utilizadas para lograrlo?

Ministra de Educación Krista Kiuru

Ministra de Educación Krista Kiuru

La educación popular empezó con la Reforma Protestante en el siglo XVI,  en la misma época se desarrolló también la literatura local. La alfabetización se consideraba útil para todos, ya que de ese modo cada uno tenía la posibilidad de descubrir las verdades de la Biblia, y como esa necesidad se debía a motivos religiosos, fue la Iglesia la que se encargó de organizar la enseñanza. Cuando alguien quería casarse se evaluaba su conocimiento del  Catecismo, así también para la Comunión y para ser padrinos.  La alfabetización se generalizó aún más hacia fines del siglo XVIII, gracias a la Iglesia y  la evangelización. También la modernización de la economía y la creación de granjas independientes necesitaban que una mayor cantidad de ciudadanos tuviera la capacidad de leer, escribir y calcular. Hacia finales del siglo XVIII la mayoría ya sabía leer, pero  no escribir.

El segundo avance importante tuvo lugar después de mediados del siglo XIX. La industrialización con sus exigencias profesionales, la propagación de la economía de mercado, el nacimiento de la sociedad civil, la prensa y la fama política, y los movimientos populares, requerían población que supiera leer y escribir. Esto,  además,  permitía participar en actividades de organizaciones y foros de discusión, que formaban y forman la esencia de la democracia. Hacia fin de siglo la posibilidad de tener una larga educación y conseguir un nuevo puesto de trabajo se abrió también para la población rural, y se convirtió en una importante forma de ascenso social.

Pero la verdadera ruptura ocurrió tras la reforma de la escuela primaria, citada anteriormente, cuando se derogó el sistema de  selecciones previas, y la posibilidad  de la educación  se abrió para todos los ciudadanos de forma igualitaria.

 

3. ¿Cómo cree que el sistema educativo se desarrollará durante los próximos diez años? ¿O incluso a más largo plazo?

Los cambios más grandes van a estar seguramente vinculados con la irrupción digital y tecnológica, por un lado, y la multiculturización, por otro lado. También logrando efectivizar el “aprendizaje continuo”, ya que durante toda la vida debemos seguir actualizándonos.  En otro nivel, creo que  las fronteras disminuirán más aún, y el cambio en la estructura económica – especialmente debido al aprovechamiento completo de la red y la automatización- influirán rápido e irreversiblemente en las estructuras ocupacionales.

Todo esto desafiará el sistema educativo, porque se volverá más importante la educación en general, debido a la necesidad de desarrollar capacidades de aprendizaje  y  a la vez  tener cada vez mayores conocimientos.

 

4. ¿Está contenta con los resultados de las evaluaciones internacionales que miden los conocimientos y capacidades de los alumnos finlandeses? ¿Cree que haría falta mejorar aún más o tener otro tipo de evaluaciones?

Las últimas evaluaciones internacionales nos dan motivos para reflexionar. En Finlandia, especialmente los resultados de los jóvenes que vienen de familias con menos educación, están cayendo. Este es un cambio muy preocupante, porque son  justamente los resultados parejos los que han sido una característica nuestra, debido a lo cual hemos tenido mejores resultados que  los demás países.

Entonces debemos buscar mejorar, tanto para lograr  igualdad en el alumnado, como en la explotación de la tecnología digital y la red. Por ahora no se utilizan mucho las nuevas herramientas y formas de aprendizaje como apoyo de la educación en mi país. Pero el mundo laboral ya está muy digitalizado, por lo tanto la escuela no puede quedarse aislada en este proceso.

 

5. ¿En Finlandia los planes sobre la política educativa cambian cuando cambian los gobiernos o distintos partidos tienen una visión parecida sobre los lineamientos generales?

Los lineamientos  generales  y la valoración de la educación son seguramente parecidos en todos los partidos, pero hay diferencias en el énfasis. Los partidos obreros han destacado  la importancia de la prolongación de la educación obligatoria, la reducción del índice de los alumnos que dejan la escuela, y el principio de la igualdad en la educación;  la derecha, en cambio, ha promocionado la opcionalidad y ha rechazado los sistemas uniformes. En la discusión actual sobre la prolongación de la educación obligatoria, la tradicional división entre la izquierda y la derecha ha sido notable, la izquierda siempre ha presentado reformas de políticas educativas y la derecha siempre las ha frenado.

 

6. ¿Cuál es el futuro de la educación pública y gratuita en Finlandia? ¿Cómo influye en la educación  el discutido derrumbamiento de la sociedad del bienestar? 

Es claro que el estado complicado de la economía pública deja su marca también en las escuelas. Sin embargo, no queremos regatear en el contenido de la educación. Por eso se está intentando ahorrar a  través de la optimización de espacios, desmantelando superposiciones y haciendo un uso más eficiente de los lugares de estudio actuales.

Como punto de partida yo considero evidente que la educación gratuita seguirá siendo una clave importante y una herramienta, para el futuro en la sociedad finlandesa basada en la igualdad. El nivel y la cobertura de la educación pública se mantendrá tan elevado que no habrá necesidad ni opciones  para la educación privada.

 

7. ¿El nivel de la educación depende de las inversiones del Estado?

Naturalmente un sistema educativo de calidad también requiere recursos suficientes,  pero lo más importante es el uso eficiente y efectivo de esos recursos. No hay una relación directa entre el nivel de financiamiento y los resultados de aprendizaje, pero los resultados finlandeses están, después de todo, entre los mejores.

 

8. ¿Hay algún defecto significativo en el sistema educativo finlandés, que considera debería modificarse?

Hay que seguir desmantelando estructuras que generan desigualdad, no hemos logrado disminuir mucho la cantidad de personas que dejan la escuela durante las últimas décadas, y las escuelas e instituciones educativas tienen que ser incluídas completamente en el futuro digital.

 

9. ¿Podría dar alguna sugerencia o consejo en torno a la educación para la Argentina? ¿Qué es lo que se puede  destacar como modelo en la educación finlandesa que sea funcional para los países latinoamericanos?

Hay que seguir apostando a la alta formación de los maestros, en primer lugar, y lograr que la educación sea un desafío para  todos los alumnos, no sólo para aquellos que son considerados los mejores. En segundo lugar, hay que darle mucha importancia al trabajo en grupo de los alumnos, ya que el aprendizaje en los niños está muy relacionado con la influencia de sus pares.

 

La revista FENNIA agradece a la Ministra de Educación Krista Kiuru por la entrevista, y al Profesor Jarmo Virmavirta por su gentil colaboración.

Krista Kiuru nació en la ciudad de Pori en 1974.  Es directora suplente del partido Socialdemócrata y Diputada Socialdemócrata .  Ha sido Ministra de Educación desde 2011. Anteriormente fue Ministra de  Vivienda y Comunicaciones. Además ha   trabajado por mucho tiempo en el área de educación principalmente en su ciudad natal Pori.