Entrevista con Sirpa Hietanen, directora del Instituto de Finlandia en el Benelux.

1.- Sra. Hietanen, ¿a qué se debe su presencia en Madrid en esta exposición de Totte Mannes?

Vine a Madrid a familiarizarme con las actividades y métodos de funcionamiento del Instituto Iberoamericano de Finlandia, además de con sus socios en el campo de la cultura.
Formamos 17 institutos culturales finlandeses en el Mundo; todos presentan y promocionan Finlandia, y tratan de crear contactos fructíferos entre los campos culturales en los respectivos países (y alguno también en el científico).
Los países y las culturas son diferentes, y los institutos trabajan de este modo, para la misma meta por diferentes caminos. Fue muy interesante llegar a conocer el Instituto y su maravilloso y joven personal, por no hablar de la magnífica ciudad de Madrid.

2.- ¿Puede explicarnos el motivo por el que el gobierno finlandés ha promovido un instituto cultural para todo el Benelux y no para cada país en particular?

Lo primero de todo: los institutos culturales finlandeses no han sido fundados ni son organizados por el estado o el gobierno. Todos son ONGs (Organizaciones No Gubernamentales), independientes, fundaciones pequeñas, fundadas por ciudadanos que representan a la sociedad civil. Ver www.instituutit.fi/en/ para una presentación más a fondo.
El instituto del Benelux fue fundado hace 20 años. En esa época, antes de la Unión Europea, esos 3 pequeños países formaban una unidad económica para los requerimientos de la industria del acero. Tal vez se consideró útil abarcar una mayor área geográfica al mismo tiempo. Sin embargo, con el tiempo, los países han resultado ser muy diferentes en su vida cultural.

3.- Cuál fue el origen del Instituto de Finlandia en el Benelux y la ”motivación” para poner uno en Bruselas y no en otra parte del Benelux.

En realidad, el instituto fue primero establecido como centro cultural (como el instituto de Madrid hoy) en Amberes, debido al hecho de que una de las instituciones fundadoras fue la Misión de Marineros Finlandeses, que ha estado activa allí durante más de 100 años. Amberes es uno de los mayores puertos en toda Europa.
Fue hace unos 8 años cuando el instituto se mudó a Bruselas, lo que probablemente fue visto como un terreno más neutral para las actividades en Bélgica, un país rigurosamente dividido en el Flandes neerlandófono en el norte y la Valonia francófona en el sur. De hecho, esta división lingüística, económica y política es aún muy exigente para alguien que quiera trabajar en Bélgica. Se necesita encontrar el equilibrio con ambos grupos.

4.- Qué funciones realiza el Institut Culturel Finlandais pour le Benelux y cuáles son de su responsabilidad como directora?

El Instituto Cultural Finlandés del Benelux representa una conexión entre las partes interesadas de la cultura en Finlandia y los países del Benelux. La meta del instituto es fomentar el establecimiento de contactos, crear oportunidades para artistas y organizaciones para colaborar, crear y comunicarse.
Nosotros no organizamos ninguna actividad, pero apoyamos el campo profesional local, promocionamos proyectos en común e informamos sobre ellos. Todos nuestros proyectos son organizados en colaboración con profesionales destacados de la cultura de Finlandia y de la región del Benelux. Nuestro objetivo es crear redes duraderas entre artistas y profesionales de Finlandia y del Benelux.
El Instituto Cultural Finlandés del Benelux promueve actividades en todos los campos de la cultura, como la música, artes visuales, literatura, artes escénicas, diseño, cine, … Como directora soy responsable en líneas generales de las actividades, como relaciones públicas y promoción de nuestro trabajo dentro de varias redes en Finlandia y los tres países donde trabajamos, así como también para las finanzas y recaudación de fondos.

5.- El Instituto Iberoamericano de Finlandia es el referente que tenemos en España para conocer las funciones de este tipo de organizaciones culturales, pero ¿cuáles son las similitudes y diferencias ente el IIF y el del Benelux?

Todos trabajamos para una meta común, pero en diferentes entornos culturales, por consiguiente a través de diferentes caminos. El Instituto Iberoamericano no es sólo cultural, sino también científico, aunque como nosotros no tenemos capacidad alguna para la ciencia, abordamos la cultura en sus múltiples formas.
Además, generalmente nos concentramos en facilitar contactos entre artistas profesionales, profesionales de la cultura e instituciones, redes y proyectos. Como tenemos sólo una oficina pequeña, no tenemos salas de exposiciones o similares, y no organizamos actividades por nosotros mismos.
Una de las grandes diferencias es, desde luego, el área de trabajo: El Instituto Iberoamericano cubre, no sólo España y Portugal, sino toda Latinoamérica.

6.-Estamos asistiendo a una eclosión de artistas finlandeses notables en los últimos 20 años, especialmente fotógrafos jóvenes ¿a qué cree que se debe?

El sistema educativo en Finlandia es muy bueno, y la educación por definición es considerada como un valor importante por toda la sociedad.
Las posibilidades para la educación superior en artes son buenas, aunque tienes que estar altamente motivado y dotado de talento ¡y también joven para pasar los exámenes de acceso! Creo, personalmente, que una actitud seria hacia el arte y la calidad necesaria en la profesión, con respecto a las instituciones de arte, las escuelas de arte y los profesores -además de los estudiantes- son los mejores ingredientes para una profesión exitosa.
No soy una experta en fotografía, pero creo que el éxito de lo que se ha llamado Escuela de Helsinki de fotógrafos jóvenes puede ser debido a las influyentes personalidades de los profesores de la Universidad Aalto, el animado intercambio internacional y el reconocimiento mundial de la fotografía hoy en día, también a las buenas posibilidades teóricas y prácticas para estudiar y crear en el departamento de Fotografía. Hoy hay nuevos fotógrafos emergentes con o sin la influencia de la Escuela de Helsinki.

7.- ¿Puede destacar a alguno de los artistas más significativos con los que ha colaborado el instituto del Benelux este año?

Hemos tenido una cooperación muy buena con los siguientes artistas, entre otros: Kaija Saariaho, una gran compositora finlandesa que vive en París; y Magnus Lindberg uno de los principales compositores finlandeses.
Mika Myllyaho, un importante autor teatral y director del Teatro Nacional Finlandés (sus obras han sido representadas como lecturas dramáticas y en el escenario aquí).
Si hablamos sólamente de artistas visuales, Pilvi Takala es uno de los principales artistas contemporáneos. Además: Agent Pekka, una consultoría creativa que representa a ilustradores innovadores contemporáneos y a diseñadores gráficos.

8.- En alguna ocasión, el IIF ha acogido a algunos artistas españoles con alguna temática finlandesa ¿cuál es la política del instituto del Benelux con respecto a los artistas locales?

Trabajamos como “casamenteras y comadres”, facilitando cosas; todas las elecciones artísticas son realizadas por la coordinación artística de las organizaciones; en este caso, si una galería finlandesa está especialmente interesada en un artista español.
Lo que hacemos normalmente es enviar comisarios belgas u holandeses a Finlandia entendidos en la escena artística. Si hay una exposición con artistas finlandeses, entonces los respaldamos.

9.- Finlandia es una palabra que a algunos españoles les suena a Islandia, a novela negra con nieve, … A otros a pilotos de rallies, espías o la identifican con Laponia o con Papá Noel. Pero de lo que están Uds. orgullosos es de su educación ¿no es así?

Sí, desde luego. Conseguir una buena educación gratuita en una sociedad democrática con derechos iguales para cada niño es algo de lo que sentirse orgulloso. (Alguien dijo una vez: “Si tú piensas que la educación es cara, ¿qué me dices de la ignorancia?”).
Otra cosa en Finlandia de la que me siento verdaderamente orgullosa y afortunada es del sistema de bibliotecas: cada distrito, incluso los más pequeños, tienen una buena biblioteca gratuita accesible para todos, con buenos servicios de Internet, etc.
(Una de mis aficiones favoritas es leer: durante las vacaciones de verano traigo cada semana dos bolsas llenas de los libros más actuales desde nuestra pequeña biblioteca de pueblo en Kerimäki …).

10.-Dentro del universo educativo privado, ha sido tradicional en España educar a los niños en los modelos inglés, francés y alemán, todos ellos ahora bastante superados en Europa, incluso por la educación de los colegios privados españoles ¿No es hora ya de que el gobierno finlandés apruebe la apertura de un colegio finlandés en Madrid?

Creo que es una excelente idea, aunque la educación es parte de la cultura local y de las tradiciones locales, no todo puede ser automáticamente exportado o importado.
La más importante de las razones del éxito del sistema escolar finlandés parece ser la educación en sí, escuelas y profesores de escuela son altamente valorados en la sociedad finlandesa desde hace más de un siglo; además, los profesores están muy bien formados, con un máster.
Como la profesión de maestro está muy considerada en la sociedad, los niños más brillantes toman parte en los exámenes de ingreso para esos estudios en la universidad y sólo se eligen los mejores para estudiar pedagogía
También, los profesores y las escuelas pueden trabajar de una manera muy independiente (baja jerarquía), pero también conlleva una gran responsabilidad su trabajo.

11.- Países grandes, como España y Francia, tienen problemas educativos similares, fundamentalmente debido a lo que los expertos llaman “diversidad cultural” que impide una educación homogénea y una búsqueda de resultados igualmente homogénea. Esa diversidad no existe en Finlandia ¿o sí? ¿Podemos importar el modelo educativo finlandés a España?

Cabe señalar que Finlandia es un país pequeño y todavía muy homogéneo, y por eso es fácil de regular –los extranjeros que residen en Finlandia o ciudadanos que presentan una amplia diversidad cultural son aún muy pocos comparados con la mayoría de los países europeos-.
Por esto, todo es más fácil. Además, las diferencias sociales no son tan notables como en muchos países europeos hoy en día. Cuando los niños van a la guardería y participan en actividades de pre-escolar, aprenden más fácilmente juntos y las barreras lingüísticas, por ejemplo, no son tan grandes como en países con una gran población inmigrante.

12.- Desde España no solemos ver el Benelux como una entidad económica de importancia, sino, más bien, como tres países muy diferenciados dentro de la U.E. Bélgica, por ejemplo, se percibe, además, como una entidad política bilingüe, con una especificidad idiomática no exenta de problemas. ¿Cómo afronta Ud. las relaciones con los artistas, siendo al menos 3 las lenguas habladas en el Benelux? ¿Existen suspicacias?

Estás en lo cierto: los tres países pueden formar económicamente una entidad (o suelen formarla), pero vistos culturalmente son muy diferentes. En cuanto a Bélgica y Bruselas, existen allí 160 nacionalidades.
En la vida política hay constantes discusiones sobre este tema, y en la vida diaria, desde luego, los prejuicios contra quienes no son de los tuyos, están en todas partes. Mientras que en las artes, especialmente en las artes visuales, donde el lenguaje no es importante, el campo es mucho más abierto, muy internacional.

13.- Y para terminar, una noticia de actualidad ¿cómo afrontan los finlandeses el que Nokia, una empresa históricamente finlandesa, haya sido comprada por Microsoft?

¡Vaya! No lo sé, en realidad vivo en Bruselas. Por otra parte, vivimos todos hoy en una época de transición muy fuerte, todo cambia, la historia de Nokia es parte de ello. El humor es útil: la gente hace chistes sobre Nokia, volviendo a la producción de botas de goma con la que una vez empezaron …

 

Muchas gracias por conceder esta entrevista a Fennia.

José Luis Muñoz Mora es psicólogo y escritor.