Ganivet en el centenario de la Independencia de Finlandia

Ganivetin enkelit, Los ángeles de Ganivet Hanna contra MaschaGanivetin enkelit, Los ángeles de Ganivet Hanna contra Mascha

Los aniversarios sirven de excusa para las celebraciones, porque son un ejercicio de memoria colectiva, de amistad o de política. Y en otras ocasiones no son más que una oportunidad inmejorable para dar visibilidad a la cultura y desempolvar o dar vida literaria a personajes olvidados.

Un poco de todo esto es la representación Ganivetin enkelit, una obra ciertamente peculiar, compuesta de un acto de la obra de teatro Niin rakas docka, kärlek ei ole amor, ópera prima del crítico J.L.M. Mora, y de la dramatización de Cartas finlandesas de Ángel Ganivet, el cónsul escritor, el periodista precursor de la Generación del 98 y notario de lo que pasó por Finlandia desde 1896 a 1898.

La compañía de teatro Ilmatar y la Embajada de España en Finlandia llevan a escena esta obra para conmemorar el Centenario de la Independencia de Finlandia, eligiendo al mejor embajador posible, Ángel Ganivet, ilustre diplomático español, precursor de la representación consular de España en Finlandia cuando el país todavía era una dependencia de Rusia y autor de la primera referencia escrita sobre ese, entonces, lejano país adonde España exportaba sal, vino y frutas.   

Ganivet ya no estaba en 1917, cuando Finlandia ganó su independencia, pero vivió la gestación de la misma, su ambiente de esplendor cultural y la eclosión del espíritu nacional finlandés, convivió con sus personajes y dejó constancia de las estampas de la vida cotidiana que conoció.

Ganivet, gran aficionado a relacionarse con mujeres de todo tipo y condición, tanto desde el punto de vista íntimo como de amistad, quedó impresionado por las diferencias existentes entre las mujeres españolas y finlandesas de la época, o mejor de las andaluzas y de Helsinki, pues Ganivet era de Granada y Helsingfors (el Helsinki de entonces) era una amalgama de nacionalidades europeas, donde el elemento propiamente finlandés apenas fue objeto de las observaciones del autor.

Ganivetin enkelit es un homenaje a Finlandia en el centenario de su independencia, una escenificación fresca y desenfadada sobre la distinta manera de amar de dos mujeres a un hombre -Ángel Ganivet- atrapado entre sus ideales mediterráneos y su experiencia internacional, de gran contraste en aquel fin de siglo.

Marjo Ikonen y Maria Santavuori son las dos actrices que dan vida a Mascha (Marie Sophie Djakovsky) y Hanna (Johanna Sofia Rönnberg), enfrentadas por el amor de Ángel … Y hasta aquí puedo leer …

Cuando Ganivet conoció a ambas en Brunnsparken (hoy Kaivopuisto, el barrio de las embajadas), Mascha era una joven mujer culta de 24 años que tocaba el piano y escribía poemas y piezas de teatro. Se ganaba la vida dando clases de ruso, inglés y alemán, y enseñó sueco a Ganivet por ser la lengua predominante entonces en Helsinki.

Hanna, una pintora y escritora apenas 3 años mayor que Ganivet, perteneció al grupo de la colonia de artistas impresionistas de Önningeby y fue su gran confidente  durante su estancia en Helsinki, y posiblemente una de las personas que más apreció al escritor en su prolífica estancia en la capital de Finlandia.


La representación

Ganivetin enkelit se estrena el 13 de agosto a las 4 de la tarde en Puotilan Kartano, un lugar que ya existía cuando Ganivet vivió en Helsinki. Un entorno idóneo donde ver una obra de ambientación decimonónica y escuchar la música original de Maria Santavuori.  


Puotilan Kartano
Puotilantie 7, 00910 Helsinki
Metro Puotila